Nuestros clientes, además de confiar en nosotros en calidad de proveedores de detergentes para la industria alimentaria, lo hacen cuando necesitan otro tipo de productos para la limpieza de sus hogares o locales comerciales. Seguro que más de una vez te has preguntado qué haces mal para que los cristales no te queden perfectos después de limpiarlos. Lo sabemos y por eso hemos querido dedicar este post a repasar algunos de los errores más frecuentes en los que solemos incurrir. 

Una de las costumbres menos recomendables es la de echar mano del papel de periódico para secar las ventanas tras haber aplicado el producto de limpieza. Recuerda que el papel desprende celulosa. En el catálogo de Prodiklim encontrarás un amplio surtido de productos de los que echar mano como las prácticas bayetas de microfibra multiusos. Te recomendamos además el limpiacristales Multiglass, un producto de alto poder antiestático especialmente indicado para la limpieza de cristales, azulejos, electrodomésticos u ordenadores. 

Otro error frecuente es limpiar las ventajas de abajo hacia arriba. La forma correcta es al revés, de arriba abajo para que las gotas del producto de limpieza caigan y puedas eliminarlas en una única pasada o dos como mucho. En cuanto al alféizar de la ventana, la suciedad ha de retirarse antes de limpiar los cristales. Si lo haces al revés, seguramente la suciedad exterior ensucie de nuevo los cristales. Huye de los remedios caseros porque puedes acabar por dañar la superficie. Apuesta siempre por productos específicos. A medio y largo plazo será la mejor alternativa por la que puedas optar. 

¿Qué pasa con los espejos?

Es innegable que uno de los muebles donde más suciedad se acumula, y donde ésta es más evidente, son los espejos. Vamos a ver cómo limpiarlos de forma efectiva. Como imaginas, las pautas son similares a las que seguimos con los cristales y que repasamos líneas más arriba. 

Está claro que el espejo que tengamos en el baño habrá que limpiarlo con más frecuencia que el que esté colocado en el recibidor o en el pasillo. Limpiar un espejo pequeño es lógicamente la tarea más sencilla. Invertiremos menos tiempo y gastaremos menos producto. 

En el caso de los espejos medianos, nuestro aliado será el mismo que en el caso anterior o cuando hablábamos de los cristales de las ventanas: la bayeta de microfibra. 

Multiglass y su alto poder limpiador 

Estamos ante un producto de alto poder antiestático especialmente indicado para la limpieza de cristales y espejos. Un producto revolucionario a tu alcance gracias al extenso catálogo de Prodiklim. No deja velos ni residuos y, gracias a su alta concentración, cunde muchísimo. Su fórmula contiene tensioactivos, elementos que destacan por su alto poder de limpieza y abrillantado. Si a esto sumamos su agradable aroma herbal fresco, está claro que estamos hablando de un producto difícilmente superable para limpiar cristales y espejos.