Si hay algo que tenemos en todas las cocinas y que usamos a diario son los rollos de film transparente y de papel de aluminio, aunque no siempre les damos el uso más adecuado. Los dos materiales son excelentes opciones para conservar alimentos, pero siempre asaltan las dudas sobre cuál de ellos usar en cada caso.

Aunque, en la mayoría de los casos, es verdad que el uso de una u otra opción puede ser indiferente, conocer las diferencias no está de más. Por eso, como especialistas en la venta de productos de limpieza industriales a precios económicos, queremos explicar para qué sirven exactamente, así como cuál es la forma correcta para utilizar tanto uno, como otro.

Usos del papel de aluminio

El papel de aluminio destaca por su capacidad a la hora de crear una barrera más eficaz que el film transparente contra los olores. Por eso, es el material idóneo para envolver alimentos como los pescados, por ejemplo. Además, resiste mejor a las altas temperaturas y mantiene más el calor. De esta forma, puede utilizarse tanto para cocinar en barbacoas o con la técnica de papillote, como para tapar un alimento ya cocinado con el fin de mantenerlo caliente unos minutos más. Su opacidad también es clave para hacer del papel de aluminio un material idóneo para conservar alimentos que van a estar bajo la luz del sol.

No es recomendable utilizar el papel de aluminio para congelar la comida, ni para envolver alimentos ácidos, ya que el papel puede transferir contaminación al alimento. Además, nunca debe utilizarse en el microondas.

Usos del film transparente

El film transparente es muy útil, puesto que se adapta mejor a todo tipo de superficies, es más complicado romperlo y es transparente. Su uso está destinado a envolver determinados alimentos que, por su forma, no se adaptan adecuadamente al papel de aluminio. Es el material perfecto para conservar alimentos como verduras, frutas, para tapar envases, o para cubrir cualquier elemento cuya forma sea irregular.

En algunos casos, puede utilizarse para cocinar en el microondas, puesto que evita que los alimentos se resequen, aunque no todos los films transparentes pueden usarse con este fin. Por eso, lo mejor es revisar bien la información del envase.

No puede usarse este material para cocinar alimentos a altas temperaturas, como puede ser en barbacoas, hornos o sartenes, y no es adecuado para envolver productos que van a estar expuestos a la luz del sol.

Ambos tipos de envoltorios son sometidos a controles de seguridad con el objetivo de poder utilizarse correctamente con fines alimentarios. Además, los dos pueden reciclarse sin problema en el contenedor amarillo, junto con los envases de plástico y latas.

Con todo esto, ya tienes toda la información que necesitas para utilizar en la cocina estos envoltorios tan útiles y necesarios. En Prodiklim, además de vender productos de limpieza industriales a buenos precios, también ponemos a tu disposición en nuestro extenso catálogo, diferentes tipos de film transparente y papel de aluminio. De esta forma, en función del uso que vayas a hacer del mismo, puedes elegir uno u otro.